El olvido es la incapacidad de recuperar la información a pesar de realizar un esfuerzo. Existen varias causas por las cuales se produce el olvido:

  • Teoría de la interferencia: Se produce porque existe material nuevo y viejo se mezclan, lo que causa confusión y hace que las personas olviden la información. Existen dos tipos de interferencia: la interferencia retroactiva, que el material nuevo interfiere con el antiguo y hace que se olvide. El otro tipo de interferencia es la interferencia proactiva, que el material que ya se conoce interfiere con el que se desea aprender. Muchas veces la interferencia aparece con dos materiales semejantes.
  • Teoría del deterioro o decaimiento: El paso del tiempo produce que se olvide la información. Muchas veces por falta de uso o falta de ejercitación de cierto material hace que las personas ya no recuerden lo que antes ya habían aprendido.
  • De acuerdo con la teoría psicoanalítica propuesta por Freud, existe un tipo de olvido llamado “represión” el cual es un mecanismo de defensa que hace que la persona no recuerde cierta información porque le parece desagradable. Este tipo de olvido puede ser intencional.
  • Falta de ejercitación, lo que no se aprende bien, fácilmente se olvida. Lo que bien se aprende difícilmente se olvida. Por eso no es bueno estudiar solo para un examen, sino tratar de aplicarlo para la vida.
  • Las estrategias de aprendizaje no son las adecuadas. Por eso es recomendable buscar la forma de aprender más segura y de acuerdo a las motivaciones y personalidad de cada individuo.